Consejos para el cuidado de la piel en invierno

El frío y las bajas temperaturas del invierno repercuten en nuestra piel, y especialmente nuestro cutis, al tratarse de una zona expuesta a la lluvia, frio o nieve y en la que la piel es más fina.
Para evitar que la deshidratación y las arrugas nos afecten se hace indispensable cuidar nuestra piel en invierno.

No todas las pieles requieren los mismos cuidados

Lo primero que debemos tener claro es que no todas las pieles necesitan los mismos cuidados, ni si quiera lo necesitan con la misma frecuencia por lo que será esencial enfocar los cuidados según el tipo de piel que tengamos.

Cuidados de las pieles sensibles

Todos los tipos de pieles sufren especialmente durante esta época del año pero si hay un tipo de piel que lo pasa realmente mal es Una piel sensible sufre más durante esta época por los cambios bruscos de temperatura, por lo que resultará ideal el uso de una crema hidratante para pieles sensibles.

Cuidados de las pieles secas

Una piel seca y deshidratada necesita extremar las precauciones en invierno y no dejar de hidratar la piel, siendo útiles las cremas compensadora o nutritivas, que actúan como protección de nuestra piel.

Cuidados de las pieles mixtas

Las pieles mixtas tampoco deben descuidarse y su hidratación también es de gran importancia, si bien hay que distinguir por zonas aquellas que necesitarán una mayor hidratación, como las mejillas, y otras más grasientas, como son la frente, nariz y mentón.

Cuidados de la pieles grasas

Las pieles grasas también sufren las inclemencias del invierno, por lo que se debe vigilar su protección e hidratación, pudiendo hacerlo con una crema hidratante especial para pieles grasas, libres de aceites.

En general…

Es aconsejable el uso, para todo tipo de pieles de maquillaje en crema, que actúe como una segunda piel. Como explicábamos anteriormente, si tienes la piel grasa, es aconsejable utilizar un maquillaje en crema libre de aceites.

Tampoco debes olvidar la protección solar, pues los rayos de sol continúan incidiendo en nuestra piel incluso en días nublados.

Por último no es aconsejable excederse con la exfoliación de la piel, ya que los cambios de temperatura de esta época pueden afectarla.

Sigue estos breves consejos y será más fácil lucir una piel radiante, incluso en invierno.

Leave a Reply