El verano supone el periodo del año más dañino para nuestra piel. Por ello, es imprescindible mantenerla cuidada y protegida de las agresiones propias de ese periodo, así como ayudarla a recuperarse y regenerarse una vez llegada la época otoñal.

A continuación, te damos unos consejos para reponer tu piel después del verano.

· Exfoliación

Las capas más superficiales de la epidermis son las que más sufren la acción de los rayos solares. Por ello, conviene exfoliar esa zona superficial de la piel, de manera que además de hacer desaparecer las células ayudemos a la piel a respirar y regenerarse. La exfoliación contribuirá a que ese moreno que hemos cogido en verano moreno se conserve más luminoso y uniforme.

· Hidratación

La sequedad de la piel es otra de las consecuencias del verano y la hidratación resulta imprescindible al acabar las vacaciones. Si bien los sérums o aftersuns corporales tras la ducha son cruciales a la hora de mantener una hidratación intensiva en la piel, al inicio del otoño es aconsejable aplicar cremas cosméticas con principios activos más fuertes, las cuales ayudarán a regenerar tu piel.

La hidratación debe hacerse desde el exterior pero también desde el interior, por lo que debemos beber una gran cantidad de agua y zumos para recuperar y mantener la hidratación de tu piel.

· Alimentación adecuada

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para la recuperación de tu piel tras el periodo estival. Los alimentos ricos en vitaminas A, B y C ayudarán a la regeneración de tu piel. También es aconsejable en los adultos la ingesta de proteínas, que eviten la pérdida de masa muscular y la flacidez.

· Tratamiento anti-manchas

Existen muchos métodos para combatir las manchas que pueden aparecer durante el verano, como las cremas despigmentantes específicas, las cuales resultan bastante eficaces. También el hacerse un peeling previo al láser o luz pulsada. Dichos métodos son efectivos pero debemos tener en cuenta que el moreno debe haber desaparecido con anterioridad a someterse a ellos.

· Foto-protección

Resulta imprescindible mantener la protección contra los rayos solares durante todo el año, con independencia de las altas o bajas temperaturas. El sol es el principal causante del El envejecimiento cutáneo se debe en gran medida a los efectos del sol, por lo que no debemos olvidar aplicarnos una buena crema solar.

· Sobre la foto-depilación

Es importante que hayan transcurrido entre 15 días y un mes desde la última exposición al sol para iniciar o continuar un proceso de foto-depilación, cuando haya desaparecido la marca del bikini o bañador.

Así que ya sabes… ¡Comienza a cuidar tu piel hoy mismo para estar tan radiante como siempre!