¡Háznos tu consulta!
Acepto los términos y condiciones de uso
Enviar

Recomendaciones

Antes de la sesión

No se debe exponer al sol el área a tratar, 10 días antes de la sesión láser. Si las zonas son brazos o piernas se deberá usar ropa larga 10 días antes de la sesión para evitar la exposición al sol.

No aplicar Rayos UVA ni productos de Autobronceado 10 días antes de la sesión.

No depilar las zonas a tratar con cera o pinzas. Utilice otros métodos que rasuren el pelo, pero no se debe arrancar.

No decolorar el pelo 15 días antes de la sesión.

No emplee maquillaje el día del tratamiento en la zona a tratar.

No utilizar cosméticos que contengan Ácido Glicólico o Retinóico en los 3 días previos al tratamiento.

No utilizar desodorante antes ni después de la sesión (si es axila).

Si su piel padece cloasma o tendencia a la hiperpigmentación, emplee un despigmentante local que se aplicará durante las dos semanas previas al tratamiento.

En el caso de padecer herpes labial recidivante (más de una vez por mes), adviértalo para empezar el tratamiento de prevención el día anterior a la sesión con láser.

Acudir a la sesión con la zona perfectamente hidratada y rasurada, con cuchilla, excepto la zona facial que la rasurará el operador láser el mismo día antes del tratamiento.

Evite tomar medicamentos: si los toma comuníquelo antes de iniciar la sesión.

En el momento de la sesión no debe presentar ningún tipo de afección vírica o proceso inflamatorio que conlleve a estados febriles, locales o generales. No debe estar tomando ningún tipo de antibiótico.

Después de la sesión

Es habitual la aparición de un leve enrojecimiento o inflamación en las zonas tratadas. Ello es un signo de que el tratamiento ha sido eficaz. Este hecho puede tener una duración de unas 72 horas como máximo. Consulte con nuestros médicos si pasado este tiempo persiste.

Puede hacer vida normal, ejercicio físico, ducharse y lavar la zona tratada, aunque deberá hacerse con suavidad y cuidado para no incrementar la inflamación y enrojecimiento que se produce debido al tratamiento. Evite acudir a la sauna o el agua muy caliente en el baño hasta pasadas 24 horas.

Algunos pacientes pueden experimentar pequeñas vesículas o ampollas que desaparecen. Raramente pueden dejar un cambio en el color de la piel que se normalizará posteriormente pasadas unas semanas.

Debe aplicar en la zona tratada Gel de Aloe Vera hidratante y calmante.

Aplicar un protector solar mínimo de FPS30 antes y después de la sesión, especialmente en la zona facial.

La exposición solar después de la sesión de láser, se puede realizar en el momento en que la piel no tenga ninguna alteración, rojez o irritación provocada por la depilación.

Frecuencia del tratamiento:

De 8 a 12 semanas entre cada sesión corporal y de 4 a 6 semanas en las zonas de facial. De esta forma daremos tiempo a las fases de crecimiento del pelo para conseguir un mayor porcentaje de pelo en fase anágena y tene mayor efectividad de la sesión.