Son numerosos los estudios que indican la importancia de cuidar nuestra piel desde el interior de nuestro organismo, incluyendo en la dieta nutrientes y alimentos que son fundamentales para que la piel se regenere e hidrate correctamente.

A continuación, te contamos qué alimentos resultan fundamentales para mantener tu piel en unas condiciones óptimas:

Frutas y Verduras: Al ser una fuente natural de vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes, nos ayudan a conservar la elasticidad e hidratación de nuestra piel. Contienen las propiedades básicas para tener una epidermis saludable. La ingesta adecuada de ellas nos va a aportar:

Vitamina C: Que resulta fundamental para sintetizar colágeno y mantener en buen estado la capa hidrolipídica de la piel.

Vitamina E: Encargada de ayudarnos a combatir los radicales libres que nos hacen envejecer y protege de riesgos tales como la contaminación o la sobreexposición a los rayos solares.

Vitamina A: Que nos ayuda a conservar la piel en buen estado e hidratada. Es, probablemente, la vitamina que contribuye más a mantener la piel sana. Favorece el bronceado, mediante el desarrollo de pigmentos.

Pescado: Pescado azul, que contiene grasas poliinsaturadas, ácidos omega-3, vitamina A y minerales. Recuerda que los omega-3 tienen un papel fundamental en el buen estado de la piel.

Arroz y legumbres: El arroz contiene vitaminas del grupo B, mientras que las legumbres, poseen una cantidad elevada de fibra, antioxidantes y minerales como el calcio, el magnesio y el hierro. Se trata de alimentos que ayudan a depurar.

Frutos secos: Nos va a aportar vitamina E, grasas poliinsaturadas y calcio.

Ya ves que asegurarte un buen aporte nutritivo de vitaminas y de ácidos grasos es importantísimo para mantener el equilibrio lipídico de la epidermis y las mucosas y, de este modo, garantizarte una suficiente retención de agua para tenerlas hidratadas y sanas.

Y ahora, ¿no vas a aportarle a tu piel todo lo que necesita?