Se acerca la primavera y es el momento de reparar los daños provocados por el invierno, preparando nuestra piel para el buen tiempo. Vamos a contarte cómo hacerlo.

Para reparar esos daños y preparar nuestra piel, deberemos tener en cuenta tres importantes pasos:

  • Exfoliar
  • Hidratar
  • Proteger

EXFOLIA TU PIEL

Las células muertas de nuestra piel, dificultan la absorción de las sustancias hidratantes, impidiendo el reflejo uniforme de la luz en nuestra piel, lo que supone que la piel aparezca apagada y muestre signos de deshidratación.

Para eliminar esas células muertas, procederemos a la exfoliación de nuestra piel, pudiendo hacerlo de los siguientes modos:

  • Exfoliación mecánica
  • Exfoliación química

EXFOLIACIÓN MECÁNICA

En la exfoliación mecánica se produce una fricción contra la piel, ya sea mediante cosméticos –scrubs o partículas rígidas-, o de forma médica, con el láser ablativo de CO2.

EXFOLIACIÓN QUÍMICA

La exfoliación química o peeling químico elimina la descamación de la capa córnea de nuestra piel mediante un efecto queratolítico producido al aplicar sustancias químicas.

El peeling químico de ácido ferúlico es uno de los más recomendados para renovar la piel antes de la primavera. El ácido ferúlico posee propiedades antioxidantes, reparadoras y preventivas del fotoenvejecimiento.

El peeling químico siempre deberá ser aplicado por un facultativo, quien podrá combinar el ácido ferúlico con sustancias tales como la vitamina C, a fin deteniendo en cuenta las necesidades específicas de cada paciente.

La aplicación del peeling suele tener una duración inferior a los 30 minutos. Una vez transcurridas 48 ó 72 horas, la piel suele presentar algo de enrojecimiento y una ligera descamación, la cual remitirá  a los pocos días. Ello es debido al proceso de renovación cutánea.

Al cabo de una semana aproximadamente, la piel adquirirá una luminosidad y vitalidad renovadas.

HIDRATA TU PIEL

Si disminuye la capacidad de la epidermis de retener agua, la piel pierde luminosidad y se torna más rígida.

La HIDRATACIÓN DESDE EL INTERIOR

Resulta fundamental la ingesta suficiente de agua para reforzar la hidratación de la piel desde el interior. Además existen otros tratamientos que resultan de gran eficacia el la hidratación:

ÁCIDO HIALURÓNICO

El ácido hialurónico tiene gran capacidad de retención de moléculas de agua. El ácido hialurónico no reticulado, además de regular el equilibrio hídrico de la piel, favorece su regeneración sin proporcionar volumen.

Aplicada mediante la técnica de la mesoterapia, la infiltración de ácido hialurónico hidrata y revitaliza la piel del rostro, además de mejorar su elasticidad y turgencia. Puede aplicarse en combinación con otras sustancias altamente hidratantes, como vitaminas, colágeno, minerales, coenzimas o ácidos nucleicos.

MICRONUTRIENTES

La micro nutrición es la disciplina que estudia cómo actúan en el organismo los micronutrientes (vitaminas, ácidos grasos, coenzimas o aminoácidos).

Un aporte correcto de micronutrientes favorece la salud cutánea. Los más recomendados para la piel suelen ser los que poseen mayor capacidad antioxidante e hidratante, tales como las vitaminas.

HIDRATA también LA PIEL POR FUERA

La hidratación de la superficie cutánea es fundamental para reparar y mantener el manto hidrolipídico de la piel.

Nuestros especialistas en Medicina Estética recomiendan elegir productos tópicos con alto contenido en sustancias hidratantes y aplicarlos dos veces al día como tratamiento de choque y, una vez reparada la piel, una vez al día como mantenimiento. Tanto el rostro como en el cuerpo pueden hidratarse mediante estos productos tópicos, debiendo incidir en aquellas zonas con mayor tendencia a la sequedad, como son las rodillas, codos o talones.

Estas son algunas de las sustancias con gran poder hidratante:

  • Proteoglicanos
  • Retinol
  • Vitaminas
  • Sacáridos

PROTEGE TU PIEL

Protegerse del sol durante todo el año resulta fundamental para mantener la salud y la belleza de nuestra piel.

El nivel de radiación solar al que nos exponemos durante la primavera puede ser tan perjudicial para la piel como la del verano, de modo que debemos extremar los cuidados cuando realicemos actividades al aire libre. En la actualidad existen numerosos protectores solares que te ayudarán con esta tarea aunque el utilizar un protector solar de calidad y con un factor adecuado para nuestra piel es lo que nos garantizará esa protección tan importante.

En Condiodo tenemos soluciones adecuadas para todos estos cuidados. Soluciones adaptadas a las exigencias de nuestros clientes. Acércate a nuestros centros y te asesoraremos sobre lo que mejor se adapta a tus exigencias.