Retrasar la aparición de los principales signos del envejecimiento es posible con unas simples pautas. A continuación te contamos cómo hacerlo.

Muy pronto, a partir de los 25 años, la piel comienza a manifestar los síntomas iniciales del envejecimiento: pérdida de volumen y elasticidad, líneas de expresión que derivarán en arrugas…

Evidentemente existe una parte genética en el envejecimiento de la piel que resulta inevitable pero existen determinados factores sobre los que podemos actuar –el sol, la contaminación o el tabaquismo, por ejemplo-.

Protégete del sol. El sol es el responsable de la aparición de manchas y arrugas en nuestra piel. Por ello, debes usar protectores solares, cremas y maquillajes con foto-protección

Utiliza cremas cosméticas de calidad. Una adecuada rutina de belleza con cosméticos de calidad, ayudará a retrasar los signos del envejecimiento, tanto en el rostro como en el cuerpo. En esa rutina nunca deberá faltar la limpieza e hidratación que nos ayudarán a mitigar los efectos de la contaminación y la sequedad.

Bebe agua. El agua es nuestro principal aliado. La ingesta de suficiente agua, nos hidratará interiormente, lo que evitará la pérdida de elasticidad de nuestra piel y la aparición de arrugas.

Duerme lo suficiente. Para lucir una piel más joven y luminosa se hace imprescindible descansar. Nuestro sistema inmunitario se verá fortalecido y evitaremos las ojeras.

Aliméntate adecuadamente. Para cuidar tu salud, y también tu piel, no faltarán las frutas y verduras en una dieta equilibrada y sana. Tampoco las proteínas y frutos secos.

Haz ejercicio físico. La práctica de deporte nos ayudará en la prevención de enfermedades cardiovasculares, además de fortalecer huesos y músculos. Sentirte joven y activa es un todo que se refleja en tu piel.

Di no al tabaco. Los productos químicos y nicotina del tabaco incrementan los radicales libres que tanto afectan a la piel.

Canaliza tu estrés. El estrés envejece y canalizarlo te ayudará a disminuir la aparición de arrugas.

Además de todo esto, existen tratamientos específicos con los que, entre otros, recuperar luminosidad, hidratación y firmeza en la piel. En Condiodo queremos asesorarte personalmente sobre cuáles de esos tratamientos son los que mejor se ajustan a las necesidades de tu piel.

Pásate por tu centro Condiodo y descubre lo mucho que podemos hacer por tu piel.

Ya ves cómo retrasar los signos del envejecimiento en tu piel con estos sencillos consejos. Ahora está en tus manos !