Los baños en agua de mar, resultan ideales para obtener una piel saludable. Ante todo, cuando se trata de curar afecciones como los eccemas, descamaciones, alergias, etc.