Los efectos perjudiciales del sol excesivo y los radicales libres pueden deteriorar la calidad de nuestra piel precozmente a quienes practican de forma habitual algún deporte al aire libre.