Es verano, y en esta época del año variamos nuestro estilo de vida, y nuestra dieta también se ve modificada. Para que esa dieta sea saludable en esta época, te proponemos una serie de consejos:

  • Bebe al día de 1’5 a 2 l. de agua.
  • Aumenta el consumo de frutas y verduras. Te aportarán vitaminas, minerales y muy pocas calorías. ¿No te apetece una barbacoa con brochetas de verduras o una parrillada de verduras?. Las hortalizas de temporada son las más apropiadas para ello.
  • No debes olvidar comer legumbres también en verano,. Puedes prepararlas como ensaladas.
  • Ten muy presente la dieta Mediterránea.
  • Recuerda que no existen las dietas milagro. Infórmate antes de comenzar una dieta de sus beneficios y peligros y hazlo siempre bajo la supervisión de un profesional.
  • Disfruta de la variedad de frutas que nos trae el verano. Te aportarán vitaminas y beta-carotenos que mejoraran el estado de tu piel.
  • Ten precaución con los alimentos, especialmente con los huevos. Separa los alimentos crudos de los cocinados, cocínalos bien, mantenlos a temperatura segura y lava frutas y hortalizas.
  • No olvides hacer 5 comidas al día. Recuerda que tomar un tentempié a media mañana y a media tarde, te ayudará a llegar con menos hambre a la siguiente comida.
  • Consume mucha fruta fresca y de temporada. Siempre apetece tomar un zumo de fruta natural.

¡ Disfruta del verano con una alimentación fresca, sana y equilibrada ¡