Tenemos el verano encima y posiblemente ya tengáis ganas de daros un buen chapuzón. ¿Qué consideraciones debemos tener al exponernos a los rayos solares?


  1. Exposiciones cortas.

Prolongar la exposición al sol sólo producirá que nuestra piel se enrojezca, primer síntoma de las quemaduras solares. Inicialmente, las exposiciones no deberán sobrepasar los 15 minutos.

  1. No sin protector solar.

El uso de un protector solar de calidad es imprescindible. Nuestro fototipo de piel será el que determinará el factor adecuado del protector solar. Cuanto más clara sea la piel o presente mayor tendencia a quemarse, mayor debe ser el factor de protección solar, ya que de este modo aumentará el tiempo que podemos estar expuestos al sol sin quemarnos..

Como norma, deberemos comenzar a aplicarnos un factor 50, pudiendo ir reduciendo paulatinamente dicho factor hasta el 30, como máximo, y siempre que veamos que nuestra piel tolera bien su exposición al sol.

En caso de quemarnos fácilmente, presentar alergia al sol o haber tenido antecedentes a cáncer de piel, no deberemos bajar del factor 50 bajo ningún concepto.

  1. Aplicar bien y a tiempo.

Deberemos aplicar la crema protectora una media hora antes de la exposición al sol, renovando dicha aplicación transcurridas dos horas y después del baño o ducha. Además debe aplicarse una cantidad uniforme y suficiente sobre todo el cuerpo.

Es importante aplicar la protección incluso si se está a la sombra, pues la arena y el agua, tal como ocurre con la nieve en invierno, son reflectantes de los rayos solares.

  1. El peligroso mediodía.

Tomar el sol en las horas centrales es un error tan grave como, por desgracia, frecuente. Deberemos evitar la exposición directa entre las 12 y las 17 horas.

  1. Cuidado total

Ademas de la piel, es importante proteger la cabeza y la cara, mediante el uso de gorras o sombreros, y los ojos, con unas gafas de sol que garanticen la protección.

  1. Peligro: ¡Altura!

A más altura, mayor es el peligro de quemarnos, puesto que cada 300 metros de altura, las radiaciones ultravioleta aumentan un 4%.

  1. Y además…

Es aconsejable disminuir las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Para ello, el uso de prendas ligeras, camisas de punto y pantalones largos, bloquearán la mayor parte de la radiación solar. Las prendas de color claro y de algodón son las más adecuadas en esta época.

Y piensa que la piel es salud, y merece que la cuides !